Inclusión, tarea permanente de los comunicadores

0
623

Por: Isaías Plascencia *

Artículo publicado en CiudadTijuanaUniradioInforma

Ayer, como ahora y con toda seguridad mañana, los comunicadores, reporteros, periodistas y hasta comunicólogos tendrán una misión, el informar y ser mediadores de la noticia ante una sociedad más exigente, ansiosa por tener al menos los detalles mínimos del día a día.

Sin embargo el salir de cacería por la nota fuerte, no siempre es suficiente para acercar las realidades que se viven en una comunidad a la totalidad de los miembros de esta u otra, pues son diversas las verdades, distintos los escenarios y múltiples las necesidades de la población.

Las notas rojas y políticas no son el todo del quehacer periodístico, ni tampoco pinceladas diarias del acontecer económico visto desde la perspectiva empresarial o la parte del trabajo gubernamental abordado desde los hechos de quienes protagonizan las obras.

El ejercer la comunicación de manera cabal debe ser incluyente, no de manera parcial o temporal, ni a conveniencia de algunos según la trayectoria de los vientos de aquello que pueda resultar noticioso como para portada “de ocho” y que hasta pueda servir como un duro golpe contra las autoridades o un atractivo publicitario.

Para que se logre una verdadera inclusión no basta con publicar reportajes y artículos sobre personas con discapacidad, adultos mayores, mujeres, indígenas, comunidad lésbico gay, personas agobiadas por la pobreza o con enfermedades terminales.

El ser incluyente significa no solo abordar los temas de grupos vulnerables o minoritarios, sino el convertirlos en fuentes permanentes como parte de un proceso de integración a la sociedad y no una mera inserción fortuita.

Medios impresos, audiovisuales y digitales deben abrirse a este sector creciente de la población y hacer valer el acceso a la información, como un derecho humano, pero además al derecho de la difusión, de lo contrario podría caerse en el terreno de la discriminación.

En ese sentido en la última reforma de la ley federal para prevenir y eliminar la discriminación publicada en el Diario Oficial de la Federación el 20 de marzo de 2014 se expresa lo siguiente:

“Discriminación… se refiere a toda distinción, exclusión, restricción o preferencia que, por acción u omisión, con intención o sin ella, no sea objetiva, racional ni proporcional y tenga por objeto o resultado obstaculizar, restringir, impedir o anular el reconocimiento, goe o ejercicio de los derechos humanos y libertades cuando se base en uno o más de los siguientes motivos: el origen étnico o nacional, el color de piel, la cultura, el sexo, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, económica, de salud o jurídica, la religión, la apariencia física, las características genéticas, la situación migratoria, el embarazo, la lengua, las opiniones, las preferencias sexuales, la identidad o filiación política, el estado civil, la situación familiar, las responsabilidades familiares, el idioma, los antecedentes penales o cualquier otro motivo.”

Por otra parte la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad en México dada a conocer en 2011, se expresa que una actitud discriminante puede darse cuando exista cualquier distinción, exclusión o restricción por motivos de discapacidad que tenga el propósito o el efecto de obstaculizar, menoscabar o dejar sin efecto el reconocimiento, goce o ejercicio, en igualdad de condiciones, de todos los derechos humanos y libertades.

En ese sentido, el trabajo de los comunicadores puede marcar un parteaguas ante un paradigmático cambio de la sociedad contemporánea, en la que la adecuación de los formatos, tecnologías y formas cubran de manera gradual y progresiva las necesidades de toda la población, en la medida de sus posibilidades, pues alguna vez alguien dijo, “las personas con discapacidad, los ancianos y las mujeres también somos noticia”, lo cual es cierto, pero ahora debe ampliarse ese listado y dependerá en parte de todos aquellos que han adoptado al periodismo y la comunicación, como su forma de vida y profesión.

Isaias Plascencia* El autor es académico, comunicador, director de medios digitales y miembro del Colegio de Comunicólogos de Baja California.

Correo: hola@ciudadtijuana.com

facebookciudadtijuanamx

Sitio web: www.ciudadtijuana.info

Sitio web: www.gradomx.info

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here